Facebook Twitter Google +1     Admin

Arboles muertos y mucha tinta

Literatura basura, comics extraños, fotonovelas deformes... La cultura popular que pocos miran, regurgitada aquí

Se muestran los artículos pertenecientes a Mayo de 2014.

La venganza de Dan Carter

20140508004359-el-halcon-la-venganza-de-dan-carter.jpg

Autor: “Arnaldo Visconti” (seudónimo de Pedro Debrigode)

Colección: El Halcón nº 2

Edita: Bruguera, Barcelona circa década de 1940

 

Esta novela es una continuación directa de la anterior, que reseñamos en este blog hace no tanto tiempo. Al final Rock Gambler termina eliminando la coronel Clayton, que jugaba un complicaod doble juego con el Norte y el Sur. Todo eso sin abandonar su pose de descastado, deslenguado y sarcástico bueno para nada, que esconde un corazón mucho más complejo del oque se cree. Además termina de poner a los miembros del elenco de la serie: Por un lado aparece helen y Rosaline Ryan, madre e hija del fallecido Halcón que Gambler suplanta. Desde ya las mujeres desprecian a ese hombre . Y por otro lado tenemos a Dan Carter, un joven honrado y recto, oficial del ejército del sur, enamorado de la niña Ryan y que, por una casualidad, descubre que don Gambler es, en última instancia, uno de los buenos, aunque nunca lo demuestre.

Tal vez mi principal problema con el estilo de Debrigode es su carencia de estructura. En el Halcón, al menos, uno tiene la sensación que va escribiendo sin un plan estructurado, sin tener idea  (o con una idea muy vaga) de cómo terminará todo, confiando que los personajes (que sí son una de sus bazas fuertes) sostendrán el interés del lector. Teniendo en cuenta que la serie no duró muchos números, posiblemente no haya sido una buena idea.

Y la sensación que queda es que realmente el autor no está muy interesaod onc la historia que le quieren imponer contar. Debrigode no quiere competir ocn el Coyote. Se le nota que está tratando de escribir otra cosa. Y cuanod tiene que ponerse en modo heroe lo hace forzado y sin entusiasmo. Es en ese desgano por lo que está obligado a hacer que está la raíz de que este serie no sea lo suficientemente interesante.  Al menos en la opinión de este lector.

 

07/05/2014 20:43 roberto #. Héroes de papel No hay comentarios. Comentar.

Un violín en la tormenta

20140516193628-el-pirata-negro-un-violin-en-la-tormenta.jpg

Autor: “Arnaldo Visconti” (seudónimo de Pedro Debrigode)

Serie: El pirata negro nº 54

Edita: Bruguera, Barcelona, circa 1950

 

Primero, hagamos una explicación contextual. Entre la otra novela reseñada en este blog y ésta, evidentemente pasaron bastantes cosas. Nuestro pirata se ha convertido en un valeroso corsario al servicio del rey de España, dirigiendo un grupo irregular llamado la Legión del Mar (aparentemente la versión corsaria de la Legión Extranjera), se ha casado y ha tenido un hijo.

Una vez dicho esto digamos que en la novela en realidad hay dos relatos casi diferenciados uno del otro. La primera parte es maravillosa: hay un barco esclavista alemán, dirigido por un capitán que quiere construir en una isla una sociedad nueva con una raza nueva y superior, que gobernará a los demás. Por supuesto en el medio se comporta como un salvaje y tirano brutal, cual dictador. Que termine todo destruido porque el pirata negro libera a los esclavos  es de una ironía y una crítica mordaz y soterrada al nazismo que asombra por su claridad. Que algo así se publicara en la nacionalcatolicísima España franquista, me parece un hallazgo.

La segunda parte es mucho más embrollada. Por un lado hay un intento de hacer pasar oro falso  por una pareja de hermanos. Pero lo principal es la pelea entre el protagonista y su hijo adolescente, un nene de mamá que quiere básicamente quiere tocar le violín. Y la verdad la respuesta de nuestro amigo pirata es la de un padre chapado a la antigua que le resulta intolerable que el hijo no quiera hacer lo que se debe como hombre y se dedique a mariconadas. Llega hasta a amenazarse con separarse de su mujer porque ésta lo apaña demasiado al hijito. En fin, un prodigio de modernidad nuestro héroe. Pero no critiquemos costumbres que en el contexto que se publicaban no eran mal vistas como hoy día.

Lo que sí molesta es que en realidad, el dramón familiar oculta la falla estructural, que Debrigode oculta a golpe de grandes diálogos y grandes personalidades. Pero la segunda mitad de esta novela es confusa, como si fuera un episodio de telenovela venezolana a mitad de temporada, la situación se estira hasta lo indecible sin parecer muy claro hacia dónde va. Probablemente si uno lee toda la serie en el largo plazo, la cosa sería mucho más coherente. Como no dispongo de otros episodios, no consigo engancharme con él.

Y otro detalle: la tapa es LA MISMA que la novela anterior de la serie que reseñara (miren en el link de arriba y verán), lo cual creo que es una de las pocas veces que veo algo así en la literatura pulp, donde, generalmente se tomaban el trabajo de tener una tapa original y llamativa en cada número porque era le principal argumento de venta ¿A qué vino esa tacañería de parte de Bruguera?

Resumiendo la primera mitad de esta novela es maravillosa y la otra confusa. Tengo la sensación que la obra de Debrigode parece oscilar justamente entre ambas puntas: a veces brillante, a veces confusa. Sin embargo, debo decir a su favor que se nota que hay brío en la serie. Si por una de esas casualidades aparecen más episodios de la serie, los compraré y leeré con interés.

16/05/2014 15:36 roberto #. Héroes de papel No hay comentarios. Comentar.


La Venus de ébano

20140522231349-el-halcon-la-venus-de-ebano.jpg

Autor: “Arnaldo Visconti” (seudónimo de Pedro Debrigode)

Colección: El Halcón nº 9

Edita: Bruguera, Barcelona, circa 1950

 

El Halcón contra una revuelta de esclavos. Nada más y nada menos eso pasa en esta novela. Inspirados por una sacerdotisa vudú (financiada secretamente por un hacendado sureño que quiere quedarse con las tierras de la zona) los esclavos negros están a puntote rebelarse  cuanod nuestro héroe interviene. Y en el medio, hay intrigas, relaciones entre los personajes de la serie y la amenaza de que Rock Gambler (la verdadera identidad de El Halcón , por si no lo saben) sea acusado de ser el promotor de la rebelión.

Aparentemente para esta altura, la serie estaba ya a punto de terminar y sus problemas siguen siendo los que he criticado en las reseñas anteriores de la serie: básicamente un argumento donde todo avanza isn sentido claro, donde los personajes y sus reacciones son los que sostienen lo que pasa, cual capítulos de una gran telenovela que sigue y sigue isn un objetivo muy claro, como un río que pierde fuerza cada vez más. Probablemente la única manera de juzgar realmente la serie, sus ventajas y desventajas sería leerlo todo junto, de corrido. Eso sí, Debrigode es un gran escritor de personajes y de diálogos. Digamos que es creíble que la serie durara tan poco, más allá de sus méritos.

 

22/05/2014 19:13 roberto #. Héroes de papel No hay comentarios. Comentar.

Luz negra

20140531000503-el-capitan-luz-negra.jpg

Ttitulo Original: Black Daylight (1937)

Autor: Wallace Broker (seudónimo de Lawrence Donovan)

Colección: Hombres Audaces nº ¿30x?

Edita: Molino Argentina, Buenos Aires,1948

 

En las costas de la baja California de México, un pequeño pueblo es rodeado por una misteriosa luz negra, impenetrable para cualquier tipo de iluminación. Tras eella se porduce una masacre sin precedente de sus pobladores. Al recibir el pedido de ayuda, el capitán John Furia y su tripulación de Whirlwind se encuentran ocn una conspiración criminal mucho mas compleja, dirigida a conseguir algo más que botín. Y cuando la misteriosa luz negra se extiende por todo el puerto norteamericano de San Diego, generando caos y destrucción sin precedentes, Solo Furia y sus tripulantes pueden detener a quienes amenazan al gobierno de Estados Unidos…

El Capitán (o en inglés The Skipper) fue otro intento de la editorial Street & Smith de conseguir un nuevo Doc Savage. Como Savage, John Fury es un hombre superdotado tanto física como mentalmente (aunque Fury es pelirrojo). Como Savage, Fury tiene un conjunto de ayudantes tan capaces como él entre su tripulación, cada uno con sus diferentes personalidades. Como Savage mantiene unas instalaciones científicas de última generación, en este caso dentro de su barco, el Whirlwind, que parece externamente un viejo mercante pero que en su interior es una auténtica nave de combate y experimentación sin rival. Como Savage, sus rivales son científicos y criminales dotados de equipamentos científicos que van más allá del simple crimen.

Eso sí, a diferencia de Savage, los niveles de muertes y carnicería (si esta novela fuera un ejemplo típico de sus novelas, que no lo sé) en El Capitán son infinitamente superiores, llegando a niveles que podrían ser de los de una historia de The Spider (quien haya leído las novelas del Spider me entenderá…) en cuanto a gente masacrada.

El autor detrás de esta novela, Lawrence Donovan, era un antiguo periodista y guionista del cine mudo que aplicaba un estilo mucho más realista y “gritty” (no por nada había escrito para la mítica revista Black mask, donde nació el género negro policial) además de escribir historias de The Whisperer y del propio Savage. En esta entrevista Will Murray habla un poco más sobre él.

Y la verdad el estilo realista de Donovan es muy entretenido. Sin perder ni por un momento el tono de acción continua presente en una buena aventura de héroes del pulp, las descripciones, el tono brutal de las peleas, el diálogo ajustado y seco, el estilo ágil y al punto hizo de la lectura de esta novela algo muy disfrutable. Para ser uno de los personajes menos conocidos del os publicados en la mítica colección Hombres Audaces, El Capitán merece ser redescubierto por los lectores del buen pulp de aventuras, si esta novela es una buena muestra de su serie. Ojalá encuentre más novelas de él.

30/05/2014 20:05 roberto #. Héroes de papel Hay 3 comentarios.




Temas

Archivos

Enlaces

 

 
Mayo 2014 | Arboles muertos y mucha tinta

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris